31 may. 2018

Sopa o caldo de pollo


Este caldo de pollo es un fondo para guisos y salsas, pero también es un estupendo caldo para hacer sopa, solo hay que añadirle unos fideos y voila!.



Ingredientes:

3 l. de agua
1/2 k. de carcasas de pollo
1/4 de pollo ó 2 pechugas (opcional)
1 puerro
1/2 cebolla
1 ramita de apio
2 zanahorias grandes
Unos granos de pimienta
1 hoja de laurel
Tomillo o romero
Perejil
Sal

Preparación:

Añadimos todos los ingredientes a la cazuela y los ponemos a fuego fuerte hasta que empiece a hervir el agua, entonces bajamos el fuego y dejamos cocer tranquilamente durante un par de horas.

A mitad de cocción probamos y rectificamos de sal, y durante el proceso vamos espumando el caldo para quitarle todas la impurezas.

Pasadas las dos horas retiramos del fuego y quitamos los huesos y las verduras, dejamos enfriar lo suficiente para poder meterlo en la nevera, cuando haya enfriado del todo podremos quitarle toda la grasa fácilmente porque se habrá solidificado, con la ayuda de una espumadera.

Colamos el caldo para que quede limpio de cualquier resto y los guardamos en los recipientes que hayamos elegido, si lo guardamos en la nevera durará varios días, si lo congelamos varios meses.

Para hacer el fondo es suficiente con las carcasas, pero si tenemos la idea de hacer sopa específicamente  deberíamos añadir la carne de pollo, así además de los fideos pondremos también esta carne sin piel cortada en daditos.

Si además queréis aprovechar las verduras se puede hacer un riquísimo puré triturándolas con parte del caldo, y añadiéndole una o dos patatas cocidas.

Para hacer un buen fondo de pollo también podemos reutilizar por ejemplo los huesos de un pollo asado y cualquier recorte o filete de pollo que nos haya sobrado y tengamos en la nevera, la parte verde de los puerros y cebolletas que no solemos utilizar para cocinar, así como la parte dura de los espárragos que desechamos antes de utilizarlos.

Buen provecho.



No hay comentarios:

Publicar un comentario