7 may. 2018

Como hacer masa para pasta fresca

Esta masa de pasta al huevo va muy bien para hacer tallarines, espaguetis, raviolis, canelones o lasaña.

Foto no sin mi taper


Ingredientes:

Harina
Huevos
Sal
Agua (ocasionalmente)

Elaboración:

Antes de ponernos con las manos en la masa (lo siento pero el chiste venía al pelo jajaja), vamos a aclarar la cuestión de las cantidades.

La proporción es de 100 gr de harina por cada huevo, con 300 gr de harina, 3 huevos y media cucharadita de sal tendremos pasta más que suficiente para 4 personas.

Dependiendo del tamaño de los huevos la cantidad de harina puede variar un poco, si cuando hayamos mezclado todo vemos que el resultado es una masa muy seca podemos añadir un poco de agua, muy poco a poco para no poner demasiada, por el contrario si está demasiado pegajosa añadiremos un poco más de harina, el resultado debe ser una masa elástica de superficie lisa y sin grumos.

En una superficie bien limpia colocamos la harina en forma de volcán, en el centro ponemos los huevos batidos y la sal, empezamos a trabajar añadiendo poco a poco la harina de fuera hacia dentro y removiendo, una vez que este todo mezclado es el momento de amasar con energía durante unos 10 minutos para que todo ligue bien, hasta que la masa se despegue sin dificultad de las manos, estará lista del todo cuando hagamos presión con un dedo y recupere rápidamente su forma.

Formamos una bola y la envolvemos en papel film, la dejamos reposar 30 minutos.

Dividimos en 3 ó 4 bolas y tomamos la primera tapando de nuevo las demás para que no se sequen, enharinamos la superficie de trabajo para que no se adhiera y la aplastamos con las manos para poder empezar a estirar con un rodillo, hay que conseguir una lámina bastante fina ya que al cocer engordará un poco.

Cuando hayamos terminado es el momento de cortarla con la forma adecuada para la receta que hayamos elegido:

Para lasaña en placas del tamaño del recipiente que vayamos a usar.
Para canelones en cuadrados del tamaño que más nos gusten.
Para raviolis en tiras anchas del mismo tamaño, pondremos el relleno sobre una de ellas a intervalos regulares y taparemos colocando otra tira sobre ella, cortarlas y darles forma.
Para espaguetis o tallarines enharinamos toda la lámina y vamos enrollando sobre si misma sin apretar demasiado para que no se pegue, cortamos con un cuchillo según el ancho de las tiras que queramos conseguir, estiramos los rollitos y los enharinamos de nuevo para que queden sueltos.

Podemos utilizarla inmediatamente o secarla un poco, para lo que habrá que colgarla de una cuerda durante una hora más o menos, si eso no es posible podemos usar un percha, el respaldo de una silla, o un tendedero, colocándola un poco para que no monten unas sobre otras.

El tiempo de cocción oscilará entre 3 y 5 minutos, dependiendo de que la hayamos secado o no.

Guardada en la nevera dentro de una bolsa a la que le saquemos todo el aire posible durará hasta 3 días, si la congelamos hasta 3 meses.

Buen provecho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario