20 may. 2018

Alitas de pollo escabechadas

Se pueden comer frías o calientes y acompañadas de una buena ensalada te solucionan una comida o cena.


Ingredientes:

1 kg de alitas de pollo (pueden ser congeladas)
1 vaso de vino lleno de vinagre
1 vaso de vino lleno de aceite
1 vaso de vino lleno de agua
1 vaso de vino lleno de vino blanco
1 zanahoria grande
1 cebolla grande
6 ó 7 dientes de ajo gordos
1 hoja de laurel
7 u 8 granos de pimienta negra
1 rama de perejil
1 ramita de tomillo fresco ó 1/2 cucharadita seco.
sal

Preparación:

Hay que dorar las alitas en el vaso de aceite sin freírlas demasiado, solo para que tomen color, entonces las retiráis de la sartén y reserváis.

En el mismo aceite pochamos la zanahoria cortada en rodajas, la cebolla cortada en juliana, los ajos aplastados de un golpe y sin picar, el perejil, la pimienta, el laurel y cuando ya esté todo pochadito, un momento antes de añadir el vinagre, el vino y el agua, añadís el tomillo para que suelte todo el sabor, lo removéis bien y añadís la sal, también podéis sustituirla por una pastilla de caldo de pollo.

 Cuando ya esté cociendo ponéis dentro las alitas de pollo y lo dejáis hacer a fuego medio unos 15 minutos, si el caldo se consume mucho podéis añadir un poquito más de agua, o aprovechar para rectificar si os parece que está fuerte o flojo de algo, lo dejáis 5 minutos más y ya están listas.

 Realmente están mucho más ricas de un día para otro porque el sabor se asienta más y los escabeches siempre pierden si se comen recién hechos, seguro que os las comeréis pronto pero en la nevera duran por lo menos una semana sin estropearse, es la ventaja de hacerlas así.

Para evitar las salpicaduras de aceite al freír pollo la solución es pasarlo por harina, pero en esta receta no es muy recomendable porque la harina que queda en el aceite se acabaría quemando. dando mal aspecto y sabor a la salsa.

Buen provecho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario