30 abr. 2018

Tarta al revés de plátano y nueces


La tarta al revés o tatin en su versión clásica se hace con manzanas, pero yo he preferido poneros está receta menos conocida, aunque realmente después de probarla creo que quedará bien casi con cualquier fruta que se nos ocurra, seguro que con peras, piña o melocotones también tiene que estar deliciosa.

Foto de Tobegourmet


Ingredientes:

Para un molde de 18 cm.
1 lámina de hojaldre
5 plátanos
10 nueces
100 gr de azúcar
100 gr de mantequilla
Canela (opcional)

Preparación:

Hay moldes específicos para la tatin, en los que se puede hacer directamente el caramelo y luego colocar la fruta, pero no supone ningún problema utilizar uno normal, únicamente hay que preparar el caramelo y la fruta en un recipiente aparte.

En un cazo fundimos la mantequilla mezclada con el azúcar, cuando empiece a borbotear dejamos cocer a fuego lento 5 minutos y añadimos las nueces picadas grandes, removemos para que se impregnen bien del caramelo y tras un par de minutos ponemos también en el cazo las rodajas de plátano, previamente pelados y tras haberles quitado todas las hebras, cortadas con un grosor de dos dedos aproximadamente,  retiramos del fuego antes de que se ablanden demasiado, yo le he añadido además un toque de canela, no he podido resistirme y lo cierto es que le va muy bien.

Volcamos en el molde con cuidado colocando los trozos de plátano de forma que cubran todo el fondo, y tapamos con el hojaldre al que habremos recortado dando la forma del molde pero dejando los bordes varios centímetros más grandes para que podamos remeterlos por los laterales, entre este y el relleno de forma que haga de tapa, no importa si quedan arrugados e irregulares una vez colocados, eso le da un aspecto casero muy resultón.

Introducimos en el horno precalentado a 200 º, si tenéis uno de gas como el mío eso hay que calcularlo a ojo igual que el tiempo de cocción, cada horno es un mundo así que calcular que tardará entre 20 ó 30 minutos, estará en su punto cuando el hojaldre esté dorado y bien cocido, ese será el momento de sacarla y dejar que se enfríe un poco, pero no demasiado para que el caramelo no nos impida colocarla cómodamente en la fuente donde vayamos a servirla.

Para comprobar que la masa está hecha, pinchar con un palillo y si sale limpio ya está lista.

También podéis hacerla en porciones individuales, el proceso es exactamente el mismo solo que utilizando por ejemplo un molde de silicona de los muchos que venden para hacer magdalenas.

Se puede servir acompañada de nata montada o una bola de helado.

Como veis es facilísima de hacer, incluso los que seáis novatos en estas lides animaros sin miedo porque el resultado es espectacular.

Buen provecho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario