PINCHA EN LAS FOTOS PARA VER LAS IMÁGENES AMPLIADAS

30 nov 2022

Licor de café tipo Tía María

Como ya sabéis todas las Navidades hago un licor y este año no podía ser distinto, lo que si ha cambiado es que este no necesita una larga destilación, si no que se prepara en un ratito y solo hay que dejarlo reposar una semana, así que hay tiempo de sobra para tenerlo listo, esta vez os lo he puesto muy fácil.

Después de ver muchas recetas acabé haciendo mi propia versión, probé varias cosas hasta que di con el punto que más me gustaba, recuerda un poco al Tía María así que podéis haceros una idea como es, un licor de café muy aromático con toques de caramelo, chocolate y vainilla entre otros, un trago largo o corto, para tomar solo o hacer cócteles, con mucho hielo o sin él, de cualquier manera está delicioso.
 
 
 



Ingredientes para 1 litro:

 750ml de ron negro o añejo
 80g de café torrefacto en grano
 500ml de agua
 2 palos de canela
 8 gotas de vainilla
 2 anises estrellados o chorrito de anís dulce
 80g de chocolate negro amargo
 200g de azúcar morena




Preparación:

Molemos el café no muy fino, y se lo echamos al agua en ebullición, añadimos un palo de canela y dos anises estrellados y hervimos 4 minutos, dejamos que infusione tapado hasta que este completamente frío, colamos desechando la canela y el anís y reservamos.

Con el azúcar moreno sin ponerle agua, hacemos un caramelo a fuego bajo removiendo de tanto en tanto con una cuchara para que no se queme, a la vista parece chocolate fundido, no se parece al que se hace con azúcar blanca, así que no penséis que se ha quemado que ese aspecto es normal.

Calentamos la infusión de café, no ponerla fría o cristalizará el caramelo, y la vamos añadiendo poco a poco sin parar de remover con la cuchara, hasta que se disuelva totalmente, retiramos del fuego.
 




En el microondas (2 golpes de 30 segundos a máxima potencia, removiendo entre ambos con una cuchara) o al baño maría fundimos el chocolate y como antes, vamos añadiendo el café caliente poco a poco mezclando continuamente hasta que el chocolate se deshaga por completo en el líquido.

Vertemos la mezcla en un tarro de cristal, nunca de plástico, y le ponemos la esencia de vainilla, el ron, un palo de canela nuevo, si no hemos usado el anís estrellado este es el momento de agregar el chorrito de anís dulce, y dejamos que macere una semana en un lugar oscuro y fresco, agitándolo al menos una vez al día sin abrir el tarro. 

Pasada esa semana hay que colar muy bien, con un colador de tela y un filtro de papel, porque en el fondo del tarro habrá quedado un capa de posos, de polvillo del café y chocolate, que son muy finos y difíciles de eliminar, hará falta repetir este paso al menos un par de veces, luego ya podemos embotellarlo y lo mejor de todo ¡¡probarlo!! jajaja
 
 



En este licor es muy importante la calidad del ron y el café, no es necesario gastarse un pastón pero si es fundamental utilizar un buen café y ron añejo, el ron blanco no es adecuado para este licor porque tiene un sabor a alcohol mucho más pronunciado, en cambio el negro o añejo es más suave y dulce, con un sabor y aroma afrutado y a madera que el otro no tiene, e incluso con algo menos de graduación, ya que al envejecer en barrica más tiempo parte del alcohol se evapora en el proceso.
 
En cuanto al café el que le va mejor es el torrefacto, que puede ser descafeinado sin ningún problema, lo que si es conveniente para que tenga más aroma, un sabor a café más acentuado y que se pueda filtrar más fácilmente es que no utilicéis café molido, en grano y moliéndolo justo antes de usarlo pierde menos propiedades, hay quién le pone café instantáneo, evidentemente es más cómodo pero creo que no hace falta explicar por qué el resultado será mucho peor con esta opción, y si no tenéis ganas de andar colando tanto usar un par de tazas grandes de café bien cargado, que vendrán a ser más o menos el medio litro de agua que hay que usar.





Nota: para quién no le gusten las cosas demasiado dulces, he de decir que yo le puse 150g de azúcar en lugar de 200 y quedó buenísimo, como el chocolate no lleva azúcar no queda nada empalagoso.

Y como mi querida amiga Concha siempre que publico una receta de licores, se preocupa por la salud de mi hígado jajaja, tranquila que no, que no es que haya preparado litros y litros hasta ponerme piripi , simplemente he ido modificando los ingredientes un poco sobre la marcha, palabrita de niño Jesús que he bebido solo lo justito para probarlo. 😉🍹
 
Y este año para ahorrar he reciclado una botella de otro licor, concretamente amaretto, mirar que chula ha quedado solo con pegarle un detallito navideño y borrándole las letras al tapón, ahí os dejo la idea para que cuando regaléis a alguien este licor tan rico, no sea necesario gastarse más buscando una botella bonita.

Buen provecho.


20 comentarios:

  1. Qué pasada de licor!! Me encanta
    Esta receta pasa mi lista de favoritos inmediatos 😂😂👏👏

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toñi, menos mal que tienes tiempo, porque de aquí a Navidad tendrás que hacer más de una botella, ya lo verás. jajaja.
      Besos

      Eliminar
  2. Los licores caseros son riquísimos, a mi me gustaría tomarme un chupito para probarlo porque sé que está buenísimo, la única pega que quizás le pondría sería encontrarlo un poquito dulce demás, pero cuando una se pone, se pone.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola, a mí me paso lo mismo y por eso siempre le pongo menos azúcar, se me olvidó comentarlo esta vez, luego lo pongo, con 150g de azúcar en lugar de 200 queda perfecto y nada empalagoso, yo tampoco soporto las cosas demasiado dulces, y como el chocolate no lleva azúcar no lo endulza de más, de todas maneras puedes reducir más la cantidad de azúcar, eso va en gustos.
      Besos

      Eliminar
  3. ¡Ja, ja, ja…! Eres única, me acabas de alegrar la noche. Y no imaginas lo bien que me ha sentado estas risas…
    No es que yo tenga nada contra las bebidas espirituosas, pero hija mía, es que tengo muy mala bebida, gota que entra en mi boca, dolor de cabeza al canto, como mínimo para tres días, y claro, ante la expectativa de pasar ese mal rato, prefiero privarme, y lo dejo para quien pueda. Por cierto, me gusta el Tía María, aunque no lo bebo, si lo he comprado alguna vez para mis invitados, y al Tiramisú le va genial, que mira ahí sí que le pongo una copita si se tercia, ¿lo ves? No es por no ir, pero si hay que ir se va, jajaja…
    ¡Ah! Y esa botella me encanta, que también le dio a mi santo una temporada por beber Amaretto y de ese sí que me tomaba yo un chupito, pero eso era en los tiempos de Maricastaña, que ya son años, jajaja…
    Disfrútalo ¡miarma! Sé que lo haces con sensatez.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa, pues imagina cuanto te reirías si lo leyeras después de tomar un chupito de esto jajaja, pero si luego te duele la cabeza casi mejor que no lo hagas, pero invita a tu santo que le va a gustar.
      Nunca he probado el tiramisú con tía maría, justamente yo le pongo amaretto, por eso suelo tener en casa y ha coincidido que tenía una botella vacía, y me vendría bien tener más porque ya han empezado a llegarme los pedidos jajaja.
      Besos

      Eliminar
  4. Qué rico es el Tía María! Me has hecho recordar viejos tiempos cuando se había puesto de moda. Probaré tu receta.
    Besos Cristina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Norma, yo creo que es de esos licores que nunca acaban de pasar de moda, para las sobremesas con un buen postre es ideal, ya verás que rico está.
      Besos

      Eliminar
  5. Cristina, a mí el café no me gusta especialmente, pero el licor de café me encanta, en casa suelo tener una botella y alguna vez me tomo un chupito los fines de semana. Estoy flipando con este que tú has hecho, con todo lo que lleva, y el cariño que le has puesto, lo imagino riquísimo

    Abrazos y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javier, pues creo que este te gustaría porque el toque del chocolate, bueno y todo lo demás también jajaja, le da un sabor muy rico, mi marido no es muy de licores y este le ha encantado, si te animas ya me contarás.
      Besos

      Eliminar
  6. Hola Cristina. Sé que te gusta preparar licores en Navidad y éste estoy segura de que está muy bueno. Yo no bebo nada, pero si sabe un poco a café me gustaría seguro. Sigue compartiendo tus creaciones que sabes que nos deleitas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisa, ya se que tu no puedes por eso te agradezco más que lo comentes, si te gusta el café te iba a encantar este licor, porque además el chocolate lo potencia, es una mezcla que marida muy bien, de todas formas te invito a un chupito virtual para brindar por las fiestas, salud guapísima.
      Besos

      Eliminar
  7. ¡¡Hola Cristina!! Confiesa, seguro que mientras hacías las fotos algún chupito que otro ha caído, ja, ja. La verdad es que es ideal sacar un licor después de una comida copiosa, sobre todo después de las comidas navideñas, que ya sabemos todos que aunque no queramos siempre nos pasamos. Un licor tan aromático y rico como el que nos traes, seguro que siente de maravilla. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo Isabel me has pillado jajaja, si que ha caído alguno si, pero porque tenía que hacer el control de calidad jajaja.
      Fíjate que no suelo beber licores a lo largo del año, pero justo en navidades si que me apetece un chupito después de comer tanto, por eso siempre hago uno en estas fechas, y es que es verdad que sienta muy bien.
      Besos

      Eliminar
  8. Me parece el regalo perfecto y el perfecto broche después de una buena comida. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la idea Olguichi, disfrutar de un buen licor y que sea un regalo que guste, un dos por uno estupendo jajaja
      Besos

      Eliminar
  9. Hola Cristina!!
    Pues no hay excusa para no tener el licor preparado para las fiestas.
    Yo no soy muy de sabor a café, no soy cafetera, me tomo uno por las mañanas para desayunar y ya está. Tampoco me sientan bien. Será por eso que no tomo más de uno.

    Gracias por tu receta.

    Besos ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento Pepi, desde luego si no te gusta el café este licor no es para ti, aunque siempre puedes prepararlo para tus invitados, y así, aunque solo sea un chupito, lo mismo te animas a probarlo.
      Besos

      Eliminar
  10. Wala! Qué original! Ideal para sorprender a nuestros invitados estos días o cualquier día! Qué rico. Un abrazo guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, no tiene porque ser solo para Navidad, cualquier momento es bueno para disfrutarlo después de una rica comida, sobre todo si está bien acompañado, anímate y pruébalo.
      Besos

      Eliminar

Te agradezco la visita y el comentario, tu opinión es muy importante para mí.
Saludos y hasta pronto!!