29 jun. 2018

Risotto de bacalao y gambas con crujiente de queso

Riquísimo!!!! una pena que aún no hayan inventado nada para poder oler y saborear las recetas en internet, se os haría la boca agua sin duda, para impresionar a los invitados o daros un gustazo a vosotros mismos.



Ingredientes para 4 personas:

350 gr de arroz arborio o bomba
200 gr de bacalao desalado (puede ser congelado)
200 gr de gambas (pueden ser congeladas)
2 cebolletas medianas picadas
Unas rodajitas de puerro
1 pimiento verde
1 pimiento rojo pequeño
1 diente de ajo
Perejil picado
Azafrán
200 ml de vino de jerez
800 ml de caldo de verduras o pastilla de caldo
Queso parmesano rallado
1 cucharada de mantequilla
Sal y pimienta
Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Fondo base de verduras

Picamos las verduras en cuadraditos, el puerro en rodajitas  y picamos ajo y perejil, desmigamos el bacalao y reservamos la piel.



 Mientras tanto en un papel de horno colocamos dos montones de queso parmesano, cubrimos con otro papel de horno y lo metemos al microondas a máxima potencia durante minuto y medio aprox, estará listo cuando se haya fundido, tome algo de color y esté crujiente, tener en cuenta que cuando se enfríe endurecerá algo más, hacemos lo mismo con la piel del bacalao, esto tardará más, los tiempos dependen de la potencia de vuestro horno.

Crujiente de puerro
Crujiente de queso

Crujiente de bacalao
En una cazuela con un buen chorro de aove freímos las rodajas de puerro hasta que queden crujientes y las reservamos, en el mismo aceite pochamos la cebolla y cuando esté transparente añadimos los pimientos y cocinamos durante 5 minutos, incorporamos el ajo y removemos, agregamos el bacalao y el azafrán y cocemos 5 minutos más.



En este punto ponemos el arroz y las gambas, sofreímos un minuto removiendo salpimentamos y regamos con el vino, dejamos evaporar.


A fuego medio bajo empezamos a remojar con el caldo caliente poco a poco sin dejar de remover el arroz para que suelte el almidón y consigamos ese punto cremoso del risotto, añadimos un buen chorro de caldo y removemos hasta que el arroz lo absorba todo, entonces añadimos otro y repetimos la operación hasta que el arroz esté hecho, tardará entre 20 y 30 minutos según os guste que el arroz esté más o menos entero, un par de minutos antes de retirar del fuego incorporarle una cucharada de mantequilla y queso parmesano al gusto, remover bien hasta que se fundan con el arroz.



Emplatamos decorando con el crujiente de queso y bacalao, un par de gambas el crujiente de puerro y dos ramitas de cebollino, espolvoreamos con perejil picado y un polvito de pimienta molida y listo.

Buen provecho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario