11 nov. 2019

Como hacer colorantes caseros fáciles y baratos

En la cocina se usan muchos colorantes sobre todo en repostería, y a veces no es fácil encontrarlos o nos resultan excesivamente caros, por eso hoy os propongo hacerlos nosotros en casa, solo necesitaremos un microondas y un molinillo de café.
A partir de frutas, verduras y algunas especias es muy fácil dar color a nuestras recetas, con la tranquilidad de saber que lo que usamos es totalmente natural y además con un considerable ahorro.


Ingredientes:

Cáscara de naranja
Espinacas frescas
Remolacha


Para explicaros como hacer colorantes naturales voy a utilizar como ejemplo una naranja, un puñado de espinacas y una remolacha, más tarde os daré una lista con otras frutas y vegetales que podemos usar para conseguir otros colores.

Es realmente fácil y no tardaremos mucho, además tener en cuenta que el colorante que obtengamos no tiene caducidad, pero si que el color acabará perdiendo intensidad por lo que es mejor hacer pequeñas cantidades y no tenerlo almacenado demasiado tiempo.

El primer paso es secarlas y para ello voy a usar el microondas, naturalmente quién tenga un deshidratador de alimentos que no dude en utilizarlo.

Naranja: pelamos la naranja y eliminamos la mayor cantidad posible de la parte blanca de la cáscara, con un cuchillo bien afilado es muy fácil hacerlo, (aprovechar las peladuras de las naranjas que consumáis para comer o hacer zumos, no las tiréis a la basura), cortamos en trocitos muy pequeños y los ponemos en un plato dentro del microondas, empezamos a secarla a golpes de 30 segundos a máxima potencia, cuando empiece a tener aspecto de cáscara seca seguir a media potencia para evitar que se queme hasta que esté seca del todo, se nota a simple vista cuando está lista, ya solo falta molerla con un  molinillo de café y guardarla en tarro de cristal en un lugar seco.


Espinacas: solo usaremos las hojas, lavarlas y secarlas muy bien con papel de cocina, es una ocasión estupenda para aprovechar las espinacas que se nos hayan puesto feas en la nevera quitándoles las partes estropeadas y dejando solo las que estén verdes, las troceamos y colocamos en un plato sobre papel absorbente de cocina (si se moja mucho durante el secado cambiarlo por otro seco) y procedemos igual que con la naranja, naturalmente las verduras de hoja tardan mucho menos en deshidratarse así que estar muy pendientes durante el proceso, una vez listas moler y guardar.


Remolacha:  Pelamos y quitamos las hojas, usar guantes si no queréis que las manos se tiñan de rosa, y cortarla en rodajas lo más finas posible, poner en un plato sobre papel absorbente y seguir los pasos que ya hemos explicado antes, tendréis que cambiar el papel más de una vez porque soltará mucho líquido, una vez seca por completo moler y guardar.


Dependiendo de qué vayamos a teñir necesitarás prepararlos de distintas formas:
- Para azúcar glas o masas secas se pueden utilizar directamente en polvo.
- Para masas húmedas, fondant o glasa hay que disolverlos en un chorrito de vodka o ron, y si queremos conseguir un colorante en gel hay que utilizar glicerina vegetal, en ambos casos diluir el colorante con el líquido elegido añadiéndolo poco a poco, trabajándolo en un mortero hasta que la mezcla sea homogénea y este completamente disuelta, conviene que quede concentrado por lo que hay que evitar aguarlo en exceso.
-También pueden usarse para hacer jabón, si es de sosa disuelto en aceite y si es de glicerina en alcohol de 96º.

Lista de colores:

Verde: acelgas, espinacas, menta/hierbabuena, perejil, kiwi, té matcha
Rojo/rosa: frambuesas, tomate, cerezas, fresas, pimiento rojo
Púrpura/morado: remolacha, moras negras, col lombarda
Azul: arándanos, grosellas negras
Amarillo: cáscara de limón, piña, pimiento amarillo, azafrán, cúrcuma
Naranja: Melocotón, cáscara de mandarina, cáscara de naranja, zanahoria
Marrón: café, cacao, canela

Recordando unos consejos básicos:

- Para las cáscaras de cítricos es importante eliminar el máximo posible de la parte blanca, porque rebajaría la intensidad del color y le daría un sabor amargo.
- Para frutas y vegetales muy carnosos y con mucho líquido es imprescindible utilizar papel absorbente de cocina a la hora de secarlos en el micro, para evitar que se cuezan en su propio jugo en lugar de deshidratarse, y cuando esté muy empapado cambiarlo por uno seco tantas veces como sea necesario.
- En el caso de la remolacha, si no queréis acabar con las manos teñidas de rosa todo el día, utilizar guantes.
- Ahorraremos tiempo si cortamos las verduras y cáscaras en trozos más pequeños y las frutas y hortalizas carnosas en rodajas lo más finas posibles.
- Para molerlas lo mejor es un molinillo de café porque conseguiremos un polvo más fino que con la picadora o procesadora de alimentos, pero si no tenemos molinillo no dudéis en usarlas.
-Dependiendo de que uséis una u otra fruta o verdura se consiguen diferentes tonos de color, por ejemplo el tono de verde será más oscuro si utilizáis espinacas y más claro si usáis hierbabuena.
-Aprovechar para reciclar cáscaras de cítricos o frutas y verduras que estén un poco feas, siempre quitando las partes estropeadas y utilizando solo las que conserven un color vivo.
-Estos colorantes no caducan pero van perdiendo color, por lo que es preferible hacer poca cantidad y no tenerlos almacenados durante mucho tiempo.


 Esta receta de nuevo va para dos proyectos a la vez, son "En buena onda" para aprender a cocinar con el microondas, y 1+/- 100, desperdicio 0 para saber como aprovechar al máximo todas las materias primas que usamos en la cocina, ambos muy interesantes.

Recopilatorio En Buena Onda


Recopilatorio 1 +/-100, desperdicio 0



10 comentarios:

  1. Querida Cristina, alucinante. Es tan completa tu entrada, que mañana la leeré en condiciones. Estoy cansada y muerta de sueño ahora.
    Un doblete muy interesante. Para colgar en la nevera o guardar a buen recaudo.
    Mil gracias por tu generosidad y creatividad.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marisa, en internet se aprende mucho y se sacan muchas ideas, esta en concreto surgió cuando buscaba información para hacer unos jabones caseros, una cosa te va llevando a otra y al final aplicas lo aprendido de una forma muy distinta a la que pensabas, siempre hay más de una manera de adaptar lo que encuentras a lo que necesitas, un beso guapa y que duermas bien.

      Eliminar
  2. Hola Cristina, qué maravilla, Estos sí que son magníficos colorantes, caseros y saludables. Además aportarán sabores estupendos a los platos. No imaginaba cómo los hacías y me ha encnatado,. Marisa cntenta por partida dle. Mil gracias por pensar siempre en nosotras, seguimos EN Buena Onda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elisa, desde luego no pueden ser más caseros y sanos, y además lo bueno es que cualquiera puede hacerlos, en cuanto pueda me paso por tu página a dejarte la receta, gracias y un beso guapa.

      Eliminar
  3. Hola de nuevo, he visto que aún no has puesto la receta En Buena Onda, no te preocupes, ya lo hago yo para poder publicarla también en la página de Facebook para que as´pueda entrar en las entradas de este mes. Mil gracias preciosa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial Elisa, he andado liada y no encontraba el momento, así que gracias por hacerlo tu, besos

      Eliminar
  4. Menudas ideas me has dado!!! Me encantan este tipo de entradas donde además de darnos un montón de trucos se aprenden cosas con mucho potencial (esos tintes naturales, hmmm)

    ¡Muchisimas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya dije antes, a veces vas buscando un tipo de información en internet y te encuentras con otras cosas que resultan muy interesantes, me alegro de que te haya gustado y de que puedas sacarle provecho, un saludo y gracias por la visita, besos.

      Eliminar
  5. Hola. Yo que suelo usar colorantes y aveces me reprimo por no saber que llevan....Desde luego me quedo con este post gracias por compartir. besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fely, es cierto que a veces no tenemos muy claro que composición tienen las cosas que compramos, por eso si se pueden hacer en casa sabiendo con que los hacemos y encima ahorramos un poquito, mejor que mejor, gracias por tu visita, saludos.

      Eliminar