28 jul. 2020

Menús perrunos: Helado de pollo y ternera

Nuestros amigos peludos también sufren mucho con el calor, por eso hay que buscar maneras de aliviarles un poco, los helados son una solución muy adecuada pero hay que tener cuidado con los ingredientes que elijamos, según mi veterinario este es el más sano que podemos darles y además les encanta, solo hay que ver a Janis como lo disfruta, una vez más reto superado 👍🐶






Ingredientes para 18 helados:

1 carcasa de pollo
200g de falda de ternera
1 litro de agua



Preparación:


El calor sofocante nos afecta a todos, a nuestras mascotas también, estamos más apáticos, comemos menos y consumimos más cosas frías entre las que destacan los helados, los reyes del verano.

A los perros les pasa lo mismo y en muchos casos pueden llegar a tener golpes de calor y deshidratación, que son peligrosísimos, una buena forma de aliviarles y mantenerles hidratados y bien alimentados son los helados, además son muy económicos porque se pueden hacer con cualquier resto de carne, concretamente para estos utilicé una carcasa y un trozo de falda de ternera  congelados que me habían sobrado la última vez que hice caldo.



Después de consultarlo con mi veterinario llegamos a la conclusión de que, aunque los que llevan yogur y frutas también son sanos y muy recomendables, el mejor es el de pollo por dos motivos: a todos los perros les gusta y a no ser que tengan alguna alergia o intolerancia, es una proteína que les sienta muy bien, si se completa además con otro tipo de carne les daremos una golosina sabrosa y con mucho alimento, eso si siempre sin abusar, lo más recomendable es un máximo de dos al día, si son del tamaño de los de las fotos, si son más grandes solo uno, esto en el caso de los perros medianos, para perros grandes se puede aumentar un poco la cantidad.



Prepararlo es muy fácil, solo hay que poner en un litro de agua una carcasa de pollo y un trozo de falda de ternera o alguna otra carne que tengáis a mano, llevar a ebullición y cocer durante unos 30 minutos, dejar enfriar y colar el caldo, desmenuzar las carnes con cuidado de que no quede ningún hueso por pequeño que sea y retirar el exceso de grasa de la ternera, si es que la tiene.

Ponemos un poco de la mezcla en cada molde y rellenamos con el caldo, llevamos al congelador durante un par de horas más o menos, si utilizáis moldes más grandes necesitareis más tiempo para que estén listos.



Ya solo queda desmoldar y conservarlos en el congelador metidos en una bolsa o tuper, a la hora de congelarlos si no tenéis moldes de este tipo, podéis utilizar los que se usan para hacer hielos, pero mejor si son para hielos grandes.

Ahora dárselos a vuestros peluditos y veréis como los disfrutan, seguro que harán como mi Janis, pediros más porque les sabrá a poco jajaja.

Buen provecho para vuestros amores de cuatro patas.


Deseándole a Marisa G. de Thermofan que se solucionen pronto sus problemas con el ordenador, voy a dejar esta receta en  1+/- 100, desperdicio 0  ya que es una receta de aprovechamiento, aunque ella no pueda publicar este mes nos ha dado la oportunidad de que las demás si podamos hacerlo y hay que aprovecharla.


Recopilatorio 1 +/-100, desperdicio 0



2 comentarios:

  1. Querida Cristina. Gracias a ti. La vida es compleja y a veces las cosas se juntan. Me alegro de haber sido capaz de crear el enlace desde el móvil y me alegra que estéis ahí como cada mes.
    No tengo perro, pero tuve de niña y adolescente. Sé que el calor les afecta como a todos y esta idea de darle helado casero me parece genial. No dudo de que lo disfruta y se pondrá muy contenta.
    Mil gracias por estar en agosto en el proyecto.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisa, hay veces en que todo lo que puede salir mal coincide en el tiempo, ya sabes no hay dos sin tres, ojalá todo se solucione pronto, mientras tanto aprovecha y descansa un poco que ya nos encargamos nosotr@s de cuidar tu chiringuito.
      Besotes.

      Eliminar