2 jul. 2019

Milhoja de berenjena

Esta milhoja es una interpretación de la clásica lasaña, más ligera y sabrosa al sustituir la pasta por rodajas de berenjena y con un relleno muy jugoso, es un entrante o primer plato muy apetecible que preparado en raciones individuales queda además muy vistoso.


Ingredientes para 2-3 personas:

1 berenjena grande
1 zanahoria
1/2 cebolla
1 diente de ajo
4 ó 5 champiñones
1/2 pimiento verde
1 tomate maduro
250g de carne picada
Queso mozzarella rallado
Perejil
Orégano
Pimienta molida
Comino
Sal
1 chorrito de vino blanco
Salsa de tomate

Preparación:

Receta de salsa de tomate

Lavamos y cortamos la berenjena, sin pelar, en rodajas de medio centímetro como mínimo, necesitamos 3 por persona, al escoger una berenjena grande serán más que suficientes para hacer una buena ración individual.


Ponemos a fuego fuerte una sartén pintada de aceite con ayuda de una brocha, así nos aseguramos de que al hacer la berenjena no se empape de grasa, cuando esté bien caliente ponemos las rodajas de berenjena ligeramente saladas y las hacemos por ambos lados, reservamos.

Lavamos y cortamos todas las verduras, excepto el tomate, y las trituramos en la picadora, ponemos a pochar en una sartén con un chorrito de aceite y cuando estén listas añadimos la carne picada, una vez esté hecha agregamos el tomate triturado, salamos y especiamos y cuando empiece a reducir regamos con el vino blanco y cocinamos unos minutos para que evapore el alcohol, por último ponemos un poco de queso mozzarella y orégano, mezclamos bien y retiramos del fuego, dejamos que escurra en un colador el exceso de aceite y reservamos.


Podemos hacer este sofrito o cualquier otro en el microondas de la siguiente manera:  una vez picadas las verduras las ponemos en un recipiente de cristal SIN NADA DE ACEITE a máxima potencia y sin tapar, se trata de que pierdan parte de su agua antes de pocharlas para que se hagan mejor, parar cada minuto y medio más o menos para remover, aquí no hay tiempos pues depende de la potencia del horno y de la cantidad de verduras que queramos preparar, pero con dos tandas suele ser suficiente.

Ahora añadimos el chorrito de aceite y cocinamos un par de minutos, añadimos el puré de tomate, a poder ser tamizado con un colador de tela para no incorporarlo con toda su agua, lo tapamos y vamos cocinando a golpes de 2 minutos removiendo cada vez (esperar unos segundos antes de destapar para que no os queméis si salpica), como antes dependerá de la potencia del horno y de la cantidad lo que tarde en hacerse, pero puede estar listo a partir de 4 minutos, añadir la carne, las especias y todo lo demás en los últimos 2 minutos de cocinado, si os parece que la carne aún no está en su punto meterla al horno otro minutito más.


En un bandeja de horno pintamos el fondo con unas gotas de aceite y montamos las milhojas, colocamos un rodaja de berenjena por ración, encima un poco del relleno de carne y sobre éste queso rallado, hacemos lo mismo otra vez acabando con una rodaja de berenjena cubierta de queso, introducimos en el microondas durante un par de minutos, solo para darle un golpe de calor, e inmediatamente gratinamos con el grill hasta que el queso quede fundido y dorado.


Emplatamos poniendo cada ración sobre un poco de salsa de tomate y adornando con unas hojas de perejil.

Esta receta es de reciclaje ya que podemos hacerla con cualquier resto de carne, yo he usado la que me sobró de hacer unas albóndigas y tenía congelada, pero incluso con los restos de carne de cocido por ejemplo queda fabulosa, solo hay que añadirla una vez picada cuando el resto del relleno esté terminado, como ya está cocinada no es necesario pasarla por la sartén.

También podéis aprovechar la salsa boloñesa que os haya sobrado al hacer pasta, o el relleno de más de unos canelones incluso si son de pollo o atún, en fin que tiene muchas posibilidades de aprovechamiento y eso siempre viene muy bien en la cocina.

Truco sano:  al sustituir la pasta por berenjena reducimos mucho la ingesta de hidratos y calorías, y al escurrir el exceso de aceite que pueda tener el relleno el de grasas, así que podemos decir que es una receta muy ligera.

Buen provecho.


Esta receta de nuevo va para dos proyectos a la vez, son "En buena onda" para aprender a cocinar con el microondas, y 1+/- 100, desperdicio 0 para saber como aprovechar al máximo todas las materias primas que usamos en la cocina, ambos muy interesantes.

Recopilatorio En Buena Onda
Recopilatorio 1 +/-100, desperdicio 0




 

4 comentarios:

  1. Qué buena idea y qué combinación tan rica. Es una forma de comer bernjenos de forma diferente.un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elisa me alegro de que te guste, quedan realmente buenas y como habrás visto también pueden hacerse con nuestro aparato favorito, el microondas, así que me pasaré a dejarte la receta, un beso.

      Eliminar
  2. Buenos días, Cristina. Eres mi participante número 1. No sólo cocinas en microondas de maravilla, sino que a la vez, reciclas y la receta es válida para los dos proyectos. Creo que nadie, excepto yo, lo ha hecho hasta ahora. Me alegras el día que hoy es especialmente complicado para mí.
    Soy una amante de la berenjena y pensaba hacer algo así, pero sin carne.
    Me has dado ideas. Me encanta cómo lo explicas y el resultado. Delicioso.
    Desde 1+/-100, desperdicio 0 te doy las gracias y como Elisa ya te comentó, me uno a ella desde En buena onda.
    Gracias amiga y besos.

    ResponderEliminar
  3. Vaya siento que tengas un día difícil y espero que no sea por nada grave, así que me alegro mucho de habértelo alegrado un poquito.
    En cuanto a la receta con cualquier relleno te van a quedar estupendas, así que seguro que acabarás inventándote otra receta tan original como todas las tuyas, estoy deseando que nos cuentes que se te ha ocurrido, un beso y mucho ánimo guapa.

    ResponderEliminar