8 nov. 2019

Menús perrunos: Hígado con garbanzos

Otra receta de tres estrellas para nuestra mascota, a juzgar por como Janis anda dando vueltas por la cocina desde hace rato, intentando ver que es lo que huele tan bien, no tengo dudas de que le va a encantar y dará su aprobación, dejará constancia la foto que le haré mientras devora su cuenco.


Ingredientes:

Hígado de ternera
1 puñado de garbanzos
1 puñado de arroz
1 trocito de pimento verde
1 trocito de pimiento rojo
1 trocito de zanahoria
1 trocito de nabo
1 trocito de tomate muy maduro
Un par de hojas de cilantro
1 chorrito de aceite de oliva


Preparación:

Más información: como cocinar para nuestro perro

Aprovechando que estaba haciendo unos garbanzos guisados para nosotros, aparté unos cuantos garbanzos y unas pocas verduritas, tenía un buen trozo de hígado de ternera para Janis esperando en el congelador así que era la ocasión perfecta para cocinarlo, como veis no es nada complicado organizar un menú perruno ni hay que hacer compras especiales para ello.

Ponemos al fuego los garbanzos con agua y un chorrito de aceite, SIN SAL, mientras tanto picamos muy menuditas las verduras y reservamos.


Cuando los garbanzos ya estén cocidos añadimos las verduras y con la ayuda de una espumadera sumergimos brevemente el hígado para que se haga solo un poco, (un pelín cocido por fuera pero crudo por dentro), y suelte algo de juguillo para darle sabor al guiso, lo retiramos y cortamos en trozos.


Echamos el arroz y si es necesario ponemos un poco más de agua pero sin pasarnos, no queremos una sopa, cocinamos hasta que esté en su punto y dejamos que se enfríe para agregar el hígado, si lo hiciéramos con el guiso aún caliente acabaría de cocerse con el calor residual y no quedaría crudo tal como queremos, revolvemos bien y ya está listo, en la nevera aguantará un par de días, así que lo mejor si hacemos para varias veces es congelarlo repartido en raciones.


La combinación de proteína, vitaminas, minerales, hidratos y grasas saludables en cantidades apropiadas se cumple perfectamente en esta receta, concretamente el hígado al igual que otras vísceras es un multivitamínico natural, de ahí que sea conveniente que se consuma prácticamente crudo para que no pierda propiedades.

Recordar que la proporción debe ser de 3/4 de carne por 1/4 del resto de ingredientes.

2 comentarios:

  1. Seguro que devoró el plato, bien contenta estaría je je je!!!Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si, no dejó ni un granito de arroz en el cuenco jajaja

      Eliminar