21 sept. 2019

Sandwich de pavo y jamón

Estar perezosos a veces para cocinar no significa que no podamos comer bien, sobre todo en las cenas, después de todo un día trabajando no apetece mucho meterse en la cocina, pero con sandwiches como este las tendremos solucionadas.




Ingredientes para 2 personas:

Pan de molde integral de cereales
2 lonchas de pechuga de pavo por persona
2 lonchas de jamón serrano
2 lonchas de queso de cabra
1 tomate
1/2 cebolleta
Lechuga
1 huevo cocido (opcional)
Salsa mayonesa (opcional)
Ketchup (opcional)
Mostaza (opcional)



Preparación:

Lavamos la lechuga, los tomates y pelamos la cebolleta, cortamos tomates y cebolleta en rodajas y reservamos, la lechuga (un par de hojas por sandwich) la escurrimos y secamos con papel absorbente, a mí me gusta ponerlas enteras así que lo que suelo hacer es cortar un poco del nervio central en el extremo en que es más ancho, para que no esté tan dura, cocemos el huevo y lo dejamos enfriar, sumergido en agua o en la nevera.


Colocamos en la rebanada superior del sandwich  rodajas de huevo, cebolla, tomate, lechuga, el jamón serrano y encima de este el queso, diréis que el orden no importa pero después de probar muchas veces creo que así es la manera de armar el bocadillo en la que menos se "escurren" los ingredientes hacia afuera del pan cuando empezamos a morder, pero claro solo es mi opinión.

Calentamos una sartén con unas gotitas de aceite y hacemos vuelta y vuelta rápidamente los filetes de pavo, se trata de darles un toque de sartén nada más y de que no estén fríos, se colocan sobre el queso para que este se funda un poco con el calor y ya podemos colocar la rebanada de pan inferior y darle la vuelta.


Las salsas son a gusto del consumidor, elegir la que más rabia os dé o no ponerle ninguna, de cualquiera de las dos maneras estará muy rico.

Comer sano: este pavo no es el que se compra crudo en la pollería, lo encontrareis en la charcutería, aunque tampoco es un fiambre o embutido, es según me explicó mi charcutero un derivado cárnico, es decir la pechuga de pavo entera pasteurizada, cocida y salmuerizada, con el mínimo tratamiento industrial.


Un proceso muy parecido al del jamón cocido, mucho más sano que el resto de embutidos en general, pero tampoco es una mala idea que lo hagáis con filetes de pavo frescos si os gustan más.

Receta de tuper: no hay nada más fácil y clásico para comer fuera de casa que los sandwiches o bocadillos, la única precaución a tener en cuenta para que el pan no quede mojado, es llevar la salsa aparte.

Buen provecho.

6 comentarios:

  1. Me ha sorprendido lo de darle un toque de calor al pavo... anotado!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que queda mucho más rico, y además ayuda a que el queso se funda un poquito, ya verás que bueno.

      Eliminar
  2. Hola, disfruto mucho con estas cenas, ricas y bien sanas. Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elisa, yo también las disfruto mucho sobre todo cuando no me apetece liarme mucho en la cocina jajaja, besos

      Eliminar
  3. Cristina. Yo tengo muchos días así porque mi hijo ya no está en casa por trabajo y se ha ido a vivir lejos; no siempre tengo ganas de cocinar, menos la cena.
    Este bocadillo-sanswich con el pavo más sano que el comprado, me lo comía ahora mismo. Yo pongo el pan.
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy que rico Marisa!!, con el pan que tu hagas seguro que estará delicioso, dicho y hecho cuando quieras quedamos y nos comemos unos cuantos sandwiches jajaja, un beso guapa y feliz semana también para ti.

      Eliminar