5 feb. 2019

Tortitas de bacalao

Son viciosas por lo buenas que están y lo bien que entran, nunca he conseguido que me sobre ninguna cuando las hago, no hay persona que las pruebe y no pare de comer hasta que se acaban, son un éxito asegurado.


Ingredientes:

200 gr de bacalao desalado y desmigado
1 cebolleta
1 huevo
1 diente de ajo grande
250 gr de harina
150 ml de agua aprox.
Perejil picado abundante
Azafrán unas hebras
Sal una pizca
Aceite de oliva
1 cucharadita de levadura (opcional)

Elaboración:

¡¡ Que recuerdos me traen estas tortitas!!, mi madre ya es muy mayor y no cocina pero cada vez que las hago me acuerdo de cuanto me gustaban de pequeña y la lata que le daba a la pobre para que me las hiciera jajaja, es una de esas recetas que siempre me devuelven a casa, espero que os gusten tanto como a mí.

Picamos lo más pequeño posible la cebolleta, el ajo y el perejil y reservamos, en un bol grande ponemos la harina y la levadura tamizadas con un colador, el huevo, una pizca de sal (no demasiada tener en cuenta que llevan bacalao) y añadimos el agua, no la pongáis toda de momento, solo la suficiente para hacer una papilla, batir bien para que no haya grumos, mejor con la batidora que a mano.


Ahora ponemos la cebolleta, el perejil, el ajo y el azafrán y lo revolvemos todo bien e inmediatamente agregamos el bacalao bien desmigado y mezclamos, aquí es cuando necesitaremos probablemente añadir más agua a la masa para que no quede demasiado espesa, con todos los ingredientes ya incorporados calcularemos mejor cuanto agua nos falta, la textura debe ser como dije antes de una papilla suave pero no demasiado líquida; si hemos usado la levadura hay que dejarla reposar unos diez minutos, si no no es necesario.

En una sartén con abundante aceite caliente, vamos friendo las tortitas hasta que estén doradas, una cucharada de masa para cada una, conviene que el aceite esté muy caliente aunque sin llegar a humear, así tardarán poco en hacerse y no absorberán demasiada grasa, según las vamos sacando las ponemos sobre papel de cocina para que escurran el exceso de aceite.

Con la levadura quedarán más esponjosas pero menos crujientes, personalmente las prefiero más finas y más crujientes por eso no suelo ponerla.

Podéis acompañarlas de una salsa de tomate o cualquier otra que os guste, pero sin ninguna también están buenísimas.

Buen provecho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario